English Deutsch Italiano Español Français

Cinco razones por las que su esposa puede engañarlo

Las mujeres, al igual que los hombres, tienen amoríos. Aunque estadísticamente los hombres los tienen más a menudo que las mujeres, las esposas también engañan. De hecho, el número de esposas que engañan a sus maridos ha aumentado espectacularmente en los últimos años. Estudios recientes demuestran que actualmente de 35% a 40% de las esposas engañan a sus maridos, mientras que las estadísticas de los hombres están entre 40% y 50%. Si usted sospecha que su esposa está teniendo un romance, podría ser por cualquier número de razones; a continuación enumeramos cinco para su conocimiento.
 
Falta de atención - Las mujeres adoran que las atiendan. Por lo tanto, cuando piensan que las están ignorando, pueden salir a buscar atención en otro lugar. Por ejemplo, si un marido llega a casa cada noche esperando ver la cena sobre la mesa, la casa limpia y los niños haciendo la tarea, pero pasa caminando por el lado de la mujer sin un abrazo, un beso o el reconocimiento por el trabajo bien realizado, ella va a sentirse aislada e ignorada. Ahora bien, cuando esa misma mujer visita el supermercado y un hombre que compra en la misma sección le sonríe o tal vez recoge algo que se le ha caído, de inmediato se siente importante.
 
Tiempo precioso – Incluso aunque un esposo pase tiempo en la casa o con la esposa, si constantemente trabaja, lee, hace tareas fuera de la casa, y cosas parecidas, eso significa que su esposa no está recibiendo ningún tiempo precioso. La mayoría de las mujeres quieren y necesitan que les dediquen un tiempo especial, como el de una cita nocturna. Con esto, ella se siente mimada y recibe toda la atención del marido.
 
Falta de confianza - Con el paso del tiempo, ambos miembros de la pareja pueden sentirse tan cómodos el uno con el otro que olvidan la importancia de la cita y el amor. Eventualmente, una mujer puede comenzar a sentir falta de confianza en sí misma. Cuando una mujer entra en este tipo de rutina, ya no se siente bella y sensual como se sintió una vez. Si otro hombre se fija en ella, adorándola, elogiándola o invitándola a comer o a cenar, ella repentinamente adquiere confianza y vuelve a sentirse mujer.
 
Falta de intimidad - Una vieja creencia es que los hombres son más sexuales que las mujeres. La verdad es que muchas mujeres son tan sexuales como el marido, o más. Por lo tanto, si el matrimonio se ha vuelto rancio y estancado, o aburrido en el dormitorio, algunas mujeres buscan satisfacerse físicamente fuera del hogar en la forma de un romance.
 
Finanzas - Dependiendo de la situación, algunas parejas se sienten abrumadas con las cuentas y facturas. Además de la hipoteca, está el costo de los hijos, la escuela, los alimentos, los deportes, etcétera, y el dinero escasea. Esto significa que la mujer pocas veces tendrá dinero extra para comprarse un vestido nuevo, salir con las amigas o simplemente dedicarlo a su persona. A pesar de que este desafío puede ser difícil de afrontar, aunque no imposible, si otro hombre le ofrece joyas, la lleva a pasear y la colma de regalos, ella puede sentirse inclinada al engaño.
Is your marriage on the rocks? This nationally televised author tells you how to turn your marriage around!
Copyright 2007 Signos de un Cónyuge Infiel